Featured Global News

La UE da por seguro el impacto económico del coronavirus aunque sin cuantificar mientras las empresas avisan de la caída de ingresos

La Comisión Europea ha debatido este miércoles el impacto económico del coronavirus. “De manera correcta, todas las instituciones son muy cautas en hacer previsiones”, ha dicho el comisario de Finanzas, Paolo Gentiloni.

“He estado en el G20 en Arabia Saudí hace unos días, cuando el FMI presentó su escenario a la baja para el crecimiento económico de China, y se consideró que iba a tener un impacto del 01,% en el crecimiento global”, ha explicado Gentiloni.

“Pero no es nada seguro, la única seguridad es que se va a producir un impacto económico y percibí preocupación por las economías asiáticas en el G-20. Pero hacer previsiones cuantitativas no es algo que estemos haciendo de momento, seguimos haciendo la evolución día a día”.

Sin embargo, las previsiones desde otros ámbitos son más negativas. Con el brote de coronavirus golpeando la demanda de automóviles y perturbando las cadenas de suministro automotriz, la agencia de calificación Moody’s ha rebajado su pronóstico de ventas para los fabricantes de automóviles a nivel mundial.

“Las ventas mundiales de vehículos disminuirán un 2,5% en 2020, reduciéndose desde una caída del 4,6% en 2019, pero empeorando desde el descenso del 0,9% que habíamos proyectado anteriormente para este año. Las ventas repuntarán sólo modestamente en 2021, con un crecimiento del 1,5%”, dijo Falk Frey, vicepresidente senior de Moody’s.

Las ventas de automóviles chinos caerán un 2,9% en 2020, un rendimiento significativamente más débil que el 1% de crecimiento que Moody’s había proyectado anteriormente. Las ventas en EEUU seguirán siendo débiles, mientras que las ventas de coches en Europa Occidental disminuirán en 2020 después de una demanda más fuerte de lo esperado a finales de 2019.